miércoles, 17 de octubre de 2007

 

LA PUERTA DE LA HIEROGAMIA: LEITOURGIA. 3ª PARTE




TEXTO DEL MENSAJE ( ANGELIA )




"Después de esto, sabiendo Jesús que ya todo estaba cumplido, para que se cumpliera la Escritura, dice:

«Tengo sed.»

Había allí una vasija llena de vinagre. Sujetaron a una rama de hisopo una esponja empapada en vinagre y se la acercaron a la boca. Cuando tomó Jesús el vinagre, dijo: «Todo está cumplido.» E inclinando la cabeza entregó el espíritu.

La lanzada.

Los judíos, como era el día de la Preparación, para que no quedasen los cuerpos en la cruz el sábado -porque aquel sábado era muy solemne- rogaron a Pilato que les quebraran las piernas y los retiraran. Fueron, pues, los soldados y quebraron las piernas del primero y del otro crucificado con él. Pero al llegar a Jesús, como lo vieron ya muerto, no le quebraron las piernas, sino que uno de los soldados le atravesó el costado con una lanza y al instante salió sangre y agua. El que lo vio lo atestigua y su testimonio es válido, y él sabe que dice la verdad, para que también vosotros creáis.Y todo esto sucedió para que se cumpliera la Escritura:

No se le quebrará hueso alguno.


Y también otra Escritura dice:

Mirarán al que traspasaron".




Ya esta abierto el cauce, el conducto o río que vehicula y propicia la interacción espiritual entre la Eternidad y la temporalidad: JESÚS. La Liturgia - escenificación sagrada - de Jesús en la Cruz trae al mundo creado por la Trinidad la gracia encarnatoria que propicia el Encuentro entre Dios y el humus existencial. El novio es quien tiene la novia y en el marco litúrgico de la creación todo es signo pero, el pasaje que se acaba de reproducir, es VERDADERA LITURGIA Y VERDADERO SIGNO SACRAmENTAL. Signo, semenion - en griego, es sacramental porque tiene carácter de gracia encarnatoria y, por tanto, posee la misma estructura y efectos que los sacramentos: encarnación de la Gracia y mismo efecto que tiene el nacimiento, efusión y salida hacia el exterior y por tanto hacia los demás de esta gracia recibida. Tenemos que dar la importancia que realmente tiene la Liturgia Sacramental pues, de no ser así, nuestro buen amigo, "Discípulo Amado", no le hubiera dado la importancia redaccional que le confirió en su Evangelio - Mensaje - convirtiendo todo su Evangelio en una Verdadera Leitourgia Soteriológica. Los Sacramentos y, por tanto, Signos Sacramentales son prolongaciones de la Encarnación que reciben del Logos - Verbo - su verdadera y auténtica eficacia. Por tanto Jesucriso vivo, como el Crucifjo de San Damián, que hablo a San Francisco de Asís, se encuentra con todos y cada uno de los hombres - humanos "ish"- y de las mujeres - humanas, "isha", que tienen su corazón abierto, dispuesto y deseoso de unirse al AMOR.

Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]



Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace



<< Página principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]